El AMOR ES LA MEJOR MEDICINA

Cartel de la obra
Cuando hablamos de un musical lo primero que se nos viene a la cabeza es un montón de personajes, miles de canciones, una escenografía cambiante según el transcurso de las escenas, un vestuario con cuantiosos vestidos, pelucas, mucho maquillaje y una banda de música con todos los instrumentos imaginables. Pues el musical Mi, me, conmigo tiene todos estos ingredientes pero un poco más íntimo. Dos actores —aunque unos cuantos personajes más— tres músicos en la banda, unas 10 canciones —originales— y una única escenografía para toda la representación. Mi, me, conmigo es la historia de una doctora psiquiatra, Nadia, y su paciente, Xavi, que padece múltiple personalidad y vive acompañado de sus otros yoes —Don Claudio, Pablete y Adela—. Es la historia de una batalla por encontrar la mejor cura para Xavi —como ultimátum, tras diferentes fracasos con otros pacientes—. Es la historia de un amor como mejor remedio medicinal.
Con guión original y dirección de Jesús Sainz-Sebastián y música de Roberto Bazán, Candilejas Producciones nos presenta este musical en el Teatro Alfil. Una sencilla y divertida historia donde cada uno de los personajes se va descubriendo poco a poco para dejar ver que sus acciones, al final, siempre son buenas intenciones. Donde cada uno de ellos lucha por tener un ápice de existencia, un toque de realidad, para no quedar en el olvido. Un juego musical con grandes dosis de ternura y amor como método perfecto para mantener la ilusión viva y desechar toda perturbación que impide seguir adelante.
Los dos actores encargados de poner en marcha este juego en la habitación de un psiquiátrico expresan todas esas sensaciones con un gran sentido del humor y unas voces musicales exquisitas. No falta la risa como tampoco la delicadeza en los dramas personales.
Tres mujeres son las encargadas de deleitarnos con la música en directo. Forman parte de la escenografía y están presentes en toda la representación cual enfermeras del psiquiátrico. Interpretan músicas de todos los estilos musicales desde rock hasta soul o funk.

Mi, me, conmigo te sacude el corazón a ritmo de canción todos los jueves a las 20h hasta el 29 de enero y sábados a las 20h hasta el 28 de febrero.

Busca tus yoes interiores y déjales expresarse.




Apunta: Vir Casanova 




Ficha artística y técnica:
Guión y Dirección: Jesús Sanz-Sebastián
Composición y Arreglos: Roberto Bazán
Actores-Cantantes: Allende Blanco y Edu Tato
Banda: Isabel Noa, Maylin Johoy y Susan Santos
Jefa de Producción: Mercedes Sebastián
Escenografía: Alex Arce y Fernando Fernández

Diseño de Cartel: Javier Naval

A LOS CABALLITOS DE MAR LES GUSTA LA CARNE

Ya perfilaban maneras en el último espectáculo ideado por José Manuel Ramos, Electik Five Experience, que pudimos ver el otoño pasado en la misma sala. En aquella ocasión se centraba en el proceso de creación del artista, en sus fantasmas interiores, en la inspiración, las musas... Nos gustó. Si bien no era perfecto, estaba bien tratado y llegaba al público.
En esta ocasión la mano Yllana ha acabado de perfilar el espectáculo con su experiencia y buen hacer. Contando con los actores y bailarines del elenco anterior –José Manuel Ramos, Nayra Ortega, Javier Carballo y Soraya Sáinz, a los que se han sumado Camino Miñana y Javier Leal–, se pone en escena un cabaret que propone un viaje a la Luna, desde donde se ve desde fuera, sin prejuicios, el sexo y las distintas tendencias sexuales. En este viaje se mezclan música, danza, humor, artes plásticas, mapping, proyecciones... y todo ello coordinado con buen gusto y sin perder el ritmo y que te mantiene entretenido y con ganas de más en la butaca mientras tomas una copa –o una cerveza, o un refresco, o un vaso de agua si lo prefieres–.
En el escenario se nos van presentando distintos números al más puro estilo de un cabaret en el que los cuerpazos y cuerpazas lucen piel y habilidades y nos van contando las distintas historias que nos proponen.
Y es que, como dicen en la promo, «da igual que seas hetero, gay, lesbiana, bisexual, transexual o caballo de mar» este viaje a la Luna te hará disfrutar y pasar un muy buen rato, echarte unas risas, tomarte algo en un ambiente alegre en compañía de tu pareja o con un grupo de amigos. No os arrepentiréis.
¡Ah, y daros prisa! No dejéis que os lo cuenten, reservar ya vuestras entradas y prepararos a pasar un buen rato y disfrutar del erotismo de un viaje a la Luna.


Apunta: Rubén Sintes







Luna, The Show
Viernes 22:30

Dirección: Yllana
Idea original: José Manuel Ramos
Textos: Mónica Ramos
Actores: Camino Miñana, Javier Caraballo, Nayra Ortega, 
Soraya Sainz, José Manuel Ramos, Javier Leal
Iluminación: Xavier Choupart y Alberto Fdez. Roda
Sonido: Leonardo Lapeña
Vídeo y Mapping: Xavier Choupart y Leonardo Lapeña
Escenografía y Atrezzo: Fabián Gutiérrez
Coreografía: Javier Caraballo
Estilismo: Raúl Estrada
Maquillaje: Carmen Gª Arranz
Producción:José Manuel Ramos y Carlos Oviedo
Fotografía: Nacho Arjonilla
Diseño Gráfico: Pedro Resina

LA DOBLE NEGACIÓN O EL SÍ SOTERRADO

Cartel de la obra
Un balcón con vistas se reestrena en el Pequeño Teatro Gran Vía. Muchos la habéis podido disfrutar en la Sala Azarte, el Teatro Lara o en la ya desaparecida Sol de York.Para los que, como yo, aún no la habíamos ido a ver, os digo: Ya estáis tardando.

Un balcón con vistas es una de esas comedias de enredo en la que te acabas identificando con todos y cada uno de los personajes, reconociendo esas vergonzosas manías que jamás confesarías, pero que reflejadas en los cuatro personajes te hacen reír a carcajadas.

Un elenco de los que puedes decir (y a veces, por desgracia, no es todo lo habitual que desearías) que están maravillosos. Maggie Civantos (que domina la comedia a la perfección) encarna a Cris, una chica obsesivacon la limpieza (física y energética) en busca compañero de piso. No un compañero cualquiera. 

«Se busca chico de unos 30 años para compartir piso. Imprescindible ser simpático y atractivo. El resto abstenerse. Enviar fotos y datos de contacto».
Diego, un joven psicólogo, será el candidato a entrevistar para conseguir la tan deseada «habitación con balcón propio».
David Tortosa, el exnovio macarrilla que abandona el piso, aparece a recoger sus cosas y ahí comienza una velada surrealista y divertídisima que te hará reirte de ti mismo y de tu «ADN marital» durante casi moventa minutos.
Cristina Soria realiza una magnífica interpretación con una soltura y maestría admirables.
Una comedia que es mucho más de lo que parece, que nos hace reflexionar sobre lo que somos realmente, lo que queremos ser, a quienes queremos y cómo queremos que nos quieran (ahí es poco).
Cuatro personajes opuestamente distintos (¿o no?) y los actores que los interpretan, a cada cual mejor.
Un plan estupendo para disfrutar del teatro en pleno centro de Madrid.


Del 13 de enero al 10 de febrero en el Pequeño Teatro Gran Vía de Madrid.



Apunta:Luz de Paz





Ficha técnica y artística

TEXTO Y DIRECCIÓN
Laura Molpeceres
REPARTO
Rubén Martínez  (Diego)
Maggie Civantos (Cris)/ Cover: Esther Rivas
David Tortosa  (Abel)/ Cover: Rikar Gil
Cristina Soria  (Luna)
ESCENOGRAFÍA Y VESTUARIO
Irene Herrarte y Alfonso Díez
 DISEÑO DE LUCES
Aitor Delgado
PRODUCCIÓN EJECUTIVA
Alphonse de la Puente y Laura Molpeceres
COMUNICACIÓN Y PROMOCIÓN
Saray Neila
DISEÑO GRÁFICO
Manolo Pavón
MÚSICA
Michelle and the New Spielbergs.
Composición: Michelle Proietti y Alejandro Cuiñas.

DIME TU ORIENTACIÓN SEXUAL Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Ser un personaje extravagante, con un gran ingenio mordaz y de un talento abrumador hizo a Oscar Wilde estar entre las mayores personalidades londinenses de la época victoriana tardía. Pero esta sociedad recatada y sometida a una moral con rígidos prejuicios puritanos condujo a Wilde a una serie de juicios —por sodomía y grave indecencia— que terminaron con su encumbramiento social pasando dos años en la cárcel de Reading, condenado a trabajos forzados. Tan turbio asunto catapultó el genio de Wilde y lo derivó a una temprana muerte pocos años después.
MaríaVelasco nos presenta con su Infamia a un Oscar Wilde encarcelado, abatido por su injusta condena. A ratos, con su exquisita extravagancia y sagacidad, pero también derrotado e incomprendido. Un gentleman que nos abre su corazón para trasportarnos a las escenas que marcaron su vida en el momento en el que estalla el escándalo. Momentos de su vida marital con Constance LLoyd, de sus conversaciones con sus hijos, las sibilinas preguntas de los fiscales en el juicio, sus encuentros con los personajes por los que se le condenó, en especial, sus jóvenes amigos y amantes, Lord Alfred Douglas «Bosie» y Robert Ross. María Velasco hurga en las entrañas más profundas de Wilde y le hace expresarse desde su más intima soledad. Un texto elegante, intimista, poético con toques de musical que pone en la piel de Wilde a Richard Collins-Moore dirigido por Diego Domínguez. Richard hace un alarde de su magnifica pose inglesa con una dicción castellana envidiable y una entonación vocal magnífica. Interpreta al personaje dotándole de un descaro ingenioso, un amaneramiento muy delicado y una verborrea viva y perspicaz. Juega con la prosa novelesca, la poesía epistolar y la rima más musical. En un escenario repleto de objetos —algunos anacrónicos pero ninguno al azar— Richard Collins-Moore viste un elegante traje ahora y una bata de trabajo después. Abre paquetes, rebusca en un baúl los recuerdos, teje bufandas infinitas cual Penélope, y rememora fiestas y encuentros con sus amantes. Va descubriendo poco a poco como su homosexualidad le liberó, como amó fervorosamente a Alfred y cuan poco correspondido se sintió. La alegría y la tristeza se entremezclan a golpe de recuerdos y canciones.
La Infamia aprisiona a Oscar Wilde en Nave 73 todos los sábados a las 20h hasta el 24 de enero.

«Hubiera dado el mundo por haber tenido valor para decir la verdad, para vivir la verdad» Oscar Wilde


Apunta: Vir Casanova






Dramaturgia: María Velasco
Dirección: Diego Domínguez

Intérprete: Richard Collins-Moore

INQUILINOS Y ARRENDATARIOS ENCUENTRAN EL NORTE

Los apuntadores estamos contentos.
Y es motivo para estarlo que se habrán nuevos espacios escénicos en la capital. La eterna crisis del teatro de la que siempre se habla desde siempre, la subida del IVA de la que tanto se habla desde hace un año y la crisis económica no consiguen hacer que la pasión por el teatro de mucha gente merme. A mediados del mes pasado abrió sus puertas Nueve Norte, una pequeña sala con aforo para unas cuarenta personas, en un local que antes fue una tienda de fotografía profesional.
Teníamos ganas de ir a conocerlos y ver Desde brotes secos, una de las obras con las que han inaugurado la programación. Es un texto de Alex Rojo, quien también dirige la pieza, en el que se nos cuenta un drama que están viviendo muchas familias en nuestro país. Nos habla de problemas económicos, de no poder hacer frente a los pagos de la mensualidad del alquiler de la vivienda. La verdad es que el texto no es lo mejor de la obra, es el primero del autor y se nota. Aún así debe seguir escribiendo y pulirse ya que tampoco es malo del todo. Me gustó como intenta reflejar los dos puntos de vista del problema sin intentar decantarse por ninguna de las posiciones. Lo único que se le notaban fallos formales y de estructura que, si bien no eran muy graves, si que hacen que el texto pierda fuerza.
Lo que sí que me gustó fue el trabajo actoral del elenco. La verdad es que los cuatro están muy bien, muy correctos en sus personajes, los hacen creibles.
Me gustó la escenografía con sus guiños a Dogville, la película de marcado carácter teatral de Lars Von Trier, aunque podría haber algún elemento menos y se seguiría entendiendo perfectamente sin recargar tanto el escenario. Al ser una sala pequeña esto se hubiera agradecido.
La verdad es que me gustó que una sala pequeña, y que está empezando, arriesge con este tipo de teatro social comprometido que en estos momentos parece menos comercial que la comedia. Habrá que ver por donde siguen con su programación y «vigilar de cerca» este nuevo espacio.

Les deseamos lo mejor y les animamos a seguir programando teatro de todo tipo –tambien tienen infantiles– y conciertos acústicos y proyecciones de su cineclub.

Apunta: Rubén Sintes





Reparto

Joaquín: Karmelo Peña
Juan: Pedro Bachura
Iolanda: Mariana Kmaid Levy
Carmen: Ángeles Prieto 

Ficha artística

Compañía: Aidós Teatro
Texto y dirección: Alex Rojo
vestuario: Casandra Pedroche
Escenografía: José Luís Pedroche
Iluminación: Aidós teatro
Fotografía: Rafaella Bortolotto
Producción: Alex Rojo

Sala Nueve Norte 
C/ Norte, 9 
28004 Madrid

PRIMA DONNA


En todas las familias hay una prima o una tía un poco extravagante, cuyas excentricidades chocan y divierten, y sobre todo dan lugar a innumerables anécdotas contadas durante las sobremesas familiares.
Así es la tía Edda. Mayor de cinco hermanas, originaria de un pueblo del norte de Italia en las post-guerra —de estos que huelen a higueras y a aire de reprobación de los vecinos—, Edda montó su propia revolución y luchó para liberarse de las presiones y convencionalismos de la sociedad de la época. Pero nada de bandera rossa... lo suyo son más bien las boas y las pamelas. Edda la loca, la llamaban. Edda la libre.
Andrea Caltran, artista veronés afincado en Madrid, nos cuenta la historia y pasiones de su tía —la parte real y la parte de ficción, solo las conoce él—, y cómo la revolución que ella “empezó por casa” le convirtió a su vez en un hombre libre. Andrea incorpora al texto canciones de variedad italiana y experimenta con la danza como medio de expresión complementario, que refuerza la cercanía con el público.
La configuración de la sala favorece la creación de un ambiente íntimo, perfecto para intercambiar confidencias e historias familiares. Propiamente dicho, no se trata de un teatro sino de una tienda de decoración de lo más moderno, por lo que el público se encuentra entre copas de colores y cisnes de porcelana, algo así como la versión branchée de la casa de la abuela. A modo de escenario, el escaparate, pero la actuación tiene lugar dentro del corrillo formado por los espectadores del improvisado patio de butacas.

Apunta: Jordane Sauvaire




Andrea Caltran: texto, dirección, actuación.
Espacio Selectos Puraenvidia (calle Santa Ana, 6). Buscad la tienda de decoración.
Los viernes de enero a las 21h.

LA LIBERTAD, EL PODER Y LOS NECIOS

Cartel de la obra
Cuando hablamos de libertad —tan desgraciadamente popular en estos días que corren— no podemos dejar de lado el compromiso que conlleva. La libertad no es un acto que se pueda tomar de manera poco responsable sin su dosis de moral y ética. Todo lo contrario. La libertad es un privilegio, un bien individual y colectivo, del que todos los seres humanos deberíamos gozar pero que por circunstancias sociales, políticas, económicas, morales, educativas…, no podemos disfrutar plenamente. Es un bien valioso, buscado, a veces mal usado pero siempre necesario. Y el poder que da la libertad está por encima de todos los poderes existentes. Y en esta cuestión, nos topamos con el mal uso de la libertad y punto clave de la obra La isla de los esclavos del dramaturgo francés Pierre de Marivaux, segundo montaje que pone en escena la compañía Venezia Teatro bajo la esmerada, excelente y delicada dirección de José Gómez.
La historia comienza tras un naufragio en el que dos nobles atenienses y sus respectivos esclavos van a parar a una isla: La isla de los esclavos. Allí les recibe un habitante que les insta a cambiarse los roles para poder salir ilesos de la isla. Así el esclavo será amo y el amo esclavo y, de este modo, curar el abuso de poder que ejercen los amos sobre sus esclavos. Parece sencillo, ¿verdad? Pero el cambio de roles hace que los esclavos, libres, no sepan como gestionar el bien ganado y lo más sencillo es la imitación, lo que conocen como libertad, el abuso de poder… Y vuelta a empezar.
José Gómez ha conseguido con su montaje obligarnos a no pasar solo un rato en el teatro sino que volvamos a nuestros quehaceres con un toque de atención sobre temas tan antiguos y contemporáneos como la libertad, el poder y la democracia. Se ha valido para ello de una puesta en escena sencilla pero muy significativa, llamativa y sobre todo conceptual donde el único elemento es un círculo de cuadrículas blancas y negras simulando un tablero de ajedrez que representa la isla. Porque, al fin y al cabo, lo que se juega en esta obra es el arte de la estrategia para impulsar un cambio. El ponerse en el lugar del otro para disfrutar de la libertad siendo un esclavo y viceversa y así, hacer que la libertad sea un deber y un derecho a partes iguales. Pero la libertad es grande y el poder que da la libertad, mal usado, genera mucha ambición y deseos de dominio, perdición de la humanidad desde tiempos remotos.
Los personajes, enfundados en unos trajes blancos y negros, según su rango, de una estética preciosa, están brillantemente representados por el elenco de Venezia Teatro. Destacan por su elegante pose en escena —por cierto, guapísimos todos—, su magnifica dicción y, sobre todo, por su manejo excepcional de todas sus herramientas interpretativas. Hacen tal ejercicio de asimilación del personaje que todo lo que expresan, oral y gestualmente, lo trasmiten de verdad. Y al público no nos queda más que respirar flojito para no enturbiar la grandeza del bello trabajo que realizan. La arrogancia, el agobio, la sorna, la farsa, la tristeza, la alegría, la ira, todos los estados de ánimo se reflejan a la perfección en sus miradas, en sus expresiones, en sus tonalidades vocales. Qué alegría y que suerte poder disfrutar de este arte.
Solo tienes dos oportunidades más para poder deleitarte con esta maravillosa puesta en escena. Nave 73 la tiene programada los domingos a las 19h hasta el 25 de enero. Después del festín navideño no hay nada mejor que la satisfacción que produce el buen teatro.


«El hombre es la criatura más libre que conozco… Lástima que siempre lo encuentre encadenado». Friedich Nietzsche.


Apunta: Vir Casanova
           @Vir_Casanova




Ficha artística y técnica:
Autor: Pierre de Marivaux
Elenco: Iris Díaz, Ana Mayo, Borja Luna, Javier Lago y Antonio Lafuente
Escenografía y Vestuario: Sara Roma
Guía Didáctica: Marta Cobos
Diseño de Luces: Marta Cofrade
Gestión de Público: Jaime Pintor
Ayte. de Dirección: Paloma Rodera
Dirección: José Gómez
Producción: Venezia Teatro



APOCALYPSE NOW

Foto promocional de la obra
Tarde o temprano  a todos nos llega la hora de abandonar este Valle de Lágrimas y pasar al Otro Mundo (o al Otro Barrio, depende de con cuánto humor te lo tomes). Esta es la propuesta que nos lanzan desde La escalera de Jacob, los actores de Arriba o abajo.
Te sientas en el patio de butacas (perfecta metáfora de un limbo como Dios manda) y esperas.
El limbo es la antesala para las almas que llegan antes de que se decida su destino final, pero ¿adónde irán? ¿Arriba o Abajo?
Aprovechas para mirar al resto de los miembros de tu grupo, pobres ovejas descarriadas, que como tú, han pecado… unos más que otros. Algunos tienen claro que van para abajo…, pero muy abajo. Arriba queda el Cielo, por supuesto (es cuestión de jerarquía): con sus coros celestiales, sus santos, un san Pedro muy culpable y  un Jefe, Creador del  Universo, que se deja ver bien poco. 

Abajo, un calor sofocante, cócteles y mucha diversión: el Infierno no está tan mal como nos lo habían pintado. El tan esperado (para unos) y temido (para otros) Apocalipsis se acerca. Hay que ganar algún que otro pecador arrepentido más para el bando del Cielo (es como la repesca de septiembre, vaya), pero quizás abajo no tengan tan claro querer terminar una partida tan divertida.

Una regla inquebrantable es que los demonios y los ángeles no pueden comunicarse entre ellos y mucho menos, abandonar sus respectivos dominios, pero ¿y si por error llegase un paquete al Cielo? Si errar es humano, rectificar es divino.

Juan Carlos Muñoz es un ángel afable, risueño e inocente que descenderá «ahí Abajo» para  llevar un paquete extraviado con destino al Infierno. Allí conocerá a Lara De Miguel, un diablesa muy epicúrea y sensual, sabedora de sus encantos y de cómo utilizarlos, con un plan muy claro: detener el Apocalipsis, y ya que está, jugar al ratón y al gato con «los gilipollas de arriba» (hay que cumplir con el deber pero la diversión por encima de todo).

Una comedia muy cañera en la que hay para todos: pecadores, políticos, enviados divinos y hasta el apuntador. Unas interpretaciones muy frescas, muy divertidas y muy bien medidas (sin caer en ningún momento en el tópico ni el exceso). Y un texto que crítica desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo, llegando hasta la actualidad con mucho sentido del humor. Maravillosos también los momentos improvisados (es lo que tiene el teatro alternativo, según los actores).

Un buen rato garantizado en el que te reirás de la naturaleza divina y de la humana.

ARRIBA O ABAJO hasta el 31 de enero en La Escalera de Jacob
Viernes a las 20:45h


Apunta: Luz de Paz

MÁS ALLÁ DE LA SOLEDAD…

Cartel de la obra
Hay obras de teatro que te llenan de alegría el corazón. Son tiernas, de buenas intenciones, alegres dentro de sus tragedias personales y se hacen con un gusto sereno y agradable. Retratos humanos, intimistas, de sentimientos puros y totalmente reales. Personajes de una gran autenticidad, identificables con cualquiera. Este es el caso de El amigo de mi hermana, obra basada en la película Your sister’s sister de Lynn Shelton, que llega a la escena de Nave 73 bajo la dirección de José Manrique de Lara. Tres personajes en busca de esa felicidad perdida. Tres personajes en soledad. Esa soledad acompañada que solo se pierde cuando encuentras el lugar, la persona y el momento adecuado. Un hermano muerto y su recuerdo no dejan a Nico salir adelante. Iris no ve cómo ayudarle y le ofrece la oportunidad de reencontrarse en una casa en las afueras de la que dispone la familia. Pero Nico no estará solo. Allí se encuentra también en su soledad Estela, hermana de Iris. Y desde aquí todo un mar de sentimientos, encuentros, pequeñas historias y grandes momentos se van a suceder como diminutas gotas de agua. Es bueno saber que siempre suceden las cosas cuando menos te lo esperas, cuando el fondo está casi más cerca que el aire fresco. Es bueno saber que la esperanza y la recuperación o superación de los obstáculos cotidianos salen a flote de repente, casi sin buscarlo. El amigo de mi hermana es un claro reflejo de un tirar para adelante, de un resurgir de las cenizas cual Fénix, de buscar lo positivo ante la adversidad. Y eso reconforta cuando te sientas como espectador ante esta obra.
José Manrique de Lara ha montado las escenas con mucho encanto, con los silencios sonoros propios de un film, con muchas escenas quietas, casi como pinturas, cargadas de una gran sensibilidad y realidad. Tres actores en escena que trasmiten palabra a palabra, gesto a gesto todo el torrente de sentimientos que envuelven a toda la representación. Muy interesante la interpretación de Álvaro Doñate, tan natural como la vida misma.
De la fantástica música, compuesta e interpretada en directo por Gelo Nutopía, solo puedo quitarme el sombrero. Me encantan las obras con música en directo. Son muchos los directores que apuestan por música en directo, pero en el caso de El amigo de mi hermana ha sido un acierto de lo más hermoso. Gelo Nutopia, de voz canalla y cálida al mismo tiempo y con sonidos de guitarra frescos, aporta a toda la representación ese toque esperanzador que pone los pelillos de punta, esos segundos mágicos que ayudan a cubrirlo todo de sentimiento y pequeñas emociones. Ya tiene una seguidora más en mí.
Es una lástima que dejes pasar la oportunidad de encontrarte a gustito, de sentir tanto en tan poco tiempo y de escuchar canciones de gran calidad. La oportunidad la brinda de nuevo Nave 73 los sábados a las 20h y los domingos a las 19h hasta el 04 de Enero.
No estamos solos.
 Apunta: Vir Casanova
 
 
 
 
Ficha artística y técnica 
Elenco: Álvaro Doñate, Beatriz Manrique de Lara y Ana Gete
Dirección: José Manrique de Lara
Diseño Escenografía: Lucía Yela
Diseño de Luces: Jorge Velasco
Música compuesta e interpretada por Gelo Nutopía
 

LA MAGIA DE LA MÚSICA PARA TODA LA FAMILIA

Sin música la vida sería un error
F. Nietzche

Estas Navidades el teatro Fernán Gómez (Centro Cultural de la Villa) nos ofrece una magnifica programación para disfrutar en compañía de toda la familia.
La calidad, la originalidad y sobre todo la música son las protagonistas indiscutibles de los espectáculos.
El cantautor argentino León Gieco decía que: La música es una cosa amplía, sin límites, sin fronteras, sin banderas.
… sin edad, o mejor dicho, para todas las edades, porque es un lenguaje universal que ayuda a construirnos como personas.

En la Sala Guirau os podréis acomodar en sus confortables asientos para asombraros de una obra donde once músicos interaccionan con unos animales que se descubren como espectaculares títeres: peces en un mar sosegado, un burro tozudo o un león rey del piano son algunos de los muñecos que hacen la delicia de pequeños y mayores.
De la mano de la compañía Etcétera la fantasía del carnaval impregna el escenario.
Reconocidos con varios premios para el público infantil y juvenil, esta compañía apuesta por conjugar la música clásica con la magia de los títeres y en esta ocasión son quince piezas musicales a partir de las obras Preludio de la siesta de un Fauno, de Claude Debussy y El Carnaval de los Animales de Camille Saint-Saëns.  
La narración parte de la propia cadena que crea las partituras musicales y de las constantes sorpresas de la aparición de los animales. No es necesario nada más porque ambos elementos impregnan de poesía y magia el escenario.
Las cualidades de esta obra se basan en una combinación inteligente de estímulos sonoros y visuales, una cuidada selección de piezas musicales, una adaptación precisa de la música a la coreografía de los muñecos y la frescura de los músicos-actores que tras una puesta en escena sin ornamentos hacen que el escenario se convierta en una fiesta para los sentidos.
Los músicos además de interpretar sus partituras con asombrosa maestría se convierten en actores para crear un ambiente teatral inmejorable que arranca vítores y aplausos unánimes independientemente de la edad.
Un espectáculo con mayúsculas, como su elefante o el dinosaurio con corbata, que no os podéis perder.

Horario: 20, 21, 23,25, 26, 29 y 30 de diciembre y 1 y 2 de enero: 17.30 y 19.30
27 de diciembre y 3 y 4 de enero: 12, 17.30 y 19.30 h.
28 de diciembre: 11, 13, 17.30 y 19.30 h

Ficha artística
Dirección Enrique Lanz
Compañía: Cia. Ecétera
Orquesta: Murtra Ensamble.


Apunta: Coral Igualador





Si de combinaciones artísticas con la música como protagonista trata la programación en este teatro madrileño, en la Sala Dos, tenemos un coctel sonoro y divertidísimo creado por la  compañía Tap Show Project; los ingredientes a partes iguales: un pianista excéntrico que busca una idea brillante y unos bailarines de claqué que representan su alocada imaginación.
La historia que cuentan no es al uso de las propias infantiles, pero está orientada perfectamente al disfrute del público de cualquier edad. El absurdo, la confusión y el caos unidos en una función donde interpretes y público conectan a la perfección. Una especie de clownes urbanos que utilizan el baile, la música y su cuerpo para entregar un regalo original a los espectadores.
Porque  con el teatro,  con la música de diferentes tendencias y  con cinco de los mejores bailarines de claqué han creado una obra diferente  que sorprende e  hipnotiza gracias al poder de los pies que cobran vida propia y la profesionalidad incuestionable de los intérpretes.
Todo ello arrastra al público, al que también hacen participe como súbditos de una dama que esperamos entre en cualquier momento, y aunque la dama se hace esperar es genial ver como niños y mayores, casi sin querer, mueven su cuerpo en los asientos al ritmo que marcan la música del pianista y los pasos de los bailarines y como se escuchan la risas en voces de padres, abuelos y niños de todas las edades.
Hasta los más pequeños quedan asombrados por el descubrimiento de los zapatos mágicos que hacen música y del cuerpo que se convierte en una caja de resonancia de características sorprendentes.
Este espectáculo es un regalo envuelto en zapatos de oro.


Ficha artística

Dirección:  Lucas Tadeo
Dirección coreográfica: John O’Brien
Compañía Tap Show Project
Guión  Roberto Bonacini
Bailarines/Actores: John O’Brien, Lucas Tadeo, Angélica Arévalo, Roberto Bonacini, Ainara Prieto
Pianista/Actor: Agustín López/Lucía Rey (cover)

Horario: de martes a viernes: 17 horas
Sábados y domingos: 12.30 y 17 horas



  Apunta: Coral Igualador