FEELBAD


Cartel de la obra
Ya hemos vuelto de vacaciones y empezamos el nuevo curso teatral asistiendo al estreno de Feelgood, en el Teatro Infanta Isabel.
Feelgoog, una comedia de pura actualidad escrita por Alistair Beaton, nos habla de política, pero no de esa política que piensa en mejorar la vida, ni habla tampoco de esos políticos que ceden sus sueldos a causas sociales…,no, Feelgood nos pone sobre la mesa la otra cara de la política, la cara que habla de corrupción, de manipulación, de poner freno a la libertad de expresión, Feelgood nos habla de lo que hoy hacen algunos de nuestros políticos.
Se celebra la convención anual de un Partido conservador (es fácil el paralelismo con alguno de nuestros partidos) y el equipo de asesores del GP, el Presidente del partido, se reúne para terminar de perfilar el discurso que dará el Presidente a la mañana siguiente. Pero lo que parecía una jornada de trabajo habitual se convierte en una noche de confesiones y revueltas: un grupo de manifestantes (búsquese también el paralelismo) boicotean el acto. Ente tanto, se descubre la trama de corrupción con alimentos transgénicos en la que están implicados los miembros de la cúpula. Otros hechos, que no vamos a desvelar, hacen que esta comedia, que parece un retrato social en forma de farsa de nuestros tiempos políticos acabe convirtiéndose en un drama que refleja hasta dónde puede llegar el abuso de poder.
Feelgood, dirigida por Alberto Castrillo-Ferrer y coproducida por Teatro Español, Producciones [off] y la propia Compañía enTRAMAdos, transita de la comedia al drama y nos pone ante los ojos una realidad trágica, una realidad demasiado cotidiana ya para nosotros. Los actores nos llevan de la mano por esta historia, con diferentes ritmos, a lo largo de las dos horas de función. Destacables Fran Perea, Jorge Usón y Javi Coll van enfrentándose a la historia desde una dirección templada que apuesta por lo sencillo. Nada efectista en la puesta en escena, parece que lo que se quiere es mostrar la historia desde un cierto naturalismo que, a veces, no juega a favor de la puesta en escena, pero sí a favor del texto. La historia es tan potente y tan contemporánea que no necesita de nada más que el texto para ser contada, no hay convenciones, ni juegos de ficción porque todos los espectadores pueden entrar en ella sin esfuerzo, todos sabemos de lo que habla; la historia es tan cotidiana que no es necesario asumir ninguna ficción dramática. Esto reduce el juego teatral y da como resultado una obra algo falta de matices en el ritmo, en algunos momentos, y un dibujo poco definido de alguno de los personajes. Pero, al margen de estos pequeños apuntes, Feelgood os hará pasar un buen rato, sin duda.
N Avisamos: La obra no invita a hacer la revolución (así que podéis dejar las pancartas y los cócteles molotov en casa  ̶̶ porque esto, en el fondo, es teatro burgués ̶ ), pero, al menos, nos da la oportunidad de poder reírnos de un político en su cara.


Apunta: Conchita Piña





FICHA TÉCNICA

AUTOR: Alistair Beaton

Dirección: Alberto Castrillo-Ferrer


ELENCO
Fran Perea………………..…Edu
Manuela Velasco………..…Elisa
Jorge Bosch…………..……Max
Ainhoa Santamaría….….…Marta
Jorge Usón…………….…...Simon
Javier Márquez……….…… Álex

• Colaboración especial en vídeo de Carlos Hipólito (Presidente) dirigido por Paula Ortiz
• Colaboración especial voz en off Gloria Muñoz

EQUIPO ARTÍSTICO
Ayudante de Dirección. Regiduría y gerencia…..Amanda Recacha
Diseño de escenografía.…………………………….Uxua Castelló
Diseño de iluminación……………………………… theBlueStagefamily
Diseño de vestuario.….…………………………….. Marie-Laure Bénard
Producción ejecutiva…………….……………….....Producciones[off]

Una coproducción de Teatro Español, Producciones[off] y enTRAMAdos Teatro

Distribuye Traspasos Kultur

Comunicación Marea GlobalCOM


EXPERIMENTAK ONOMATOCÁNTICA PERFECTIK



Hace calor, sí, está claro, es verano… pero no por ello vamos a escondernos bajo las sombras sin saber qué hacer hasta que desaparezca el sol. ¡Hay vida antes que anochezca! y el Teatro Alfil tiene abierta su acogedora sala para disfrutar de dos estrenos muy, pero que muy refrescantes. ¿A que era eso lo que esperabas oír?

El primero — por aquello del orden de aparición — es El experimento, producción de Primital Bros, que nos introduce en un misterioso laboratorio donde cuatro humanos — cobayas de laboratorio — son sometidos a diversas pruebas científico-intelectuales que desatan en ellos una reacción un tanto peculiar: cantan. Pero no cantan cualquier canción, no. Cantan a capela, sin más instrumentos que sus voces, canciones representativas de diferentes partes del mundo. Cantan todos los géneros y en un perfecto idioma desconocido — un guachi, guachi de toda la vida —. Coordinan de una manera pasmosa: graves, agudos, altos, bajos, largos, cortos..., y todo ello para dar al público esa ración extra de chispa que deja boquiabierto a más de uno. Son geniales y divertidos tanto en sus interpretaciones semimímicas como en sus actuaciones musicales. Los cuatro personajes en análisis son dirigidos, en lengua inventada, por una voz en off que da las pautas para cada prueba y el pie de a cada actuación.
Cuatro sillas, unas cajas con atrezo sencillo para cada prueba y algún que otro cachivache componen la escenografía. Muy sencilla porque la realidad es que todo lo necesario está en las cuerdas vocales de los protagonistas. Muy bueno es espacio sonoro.
Si te piden cantar o bailar, no puedes decir que no. Ayúdales a pasar su análisis.

El segundo — repito, por aquello del orden de aparición — es ¡Splash! Yllana nos sorprende de nuevo, muy gratamente, con una comedia desternillante válida para todos los públicos. Sí, todos los públicos incluidos niños. ¿Y de qué va? De tres marineros con sus gorritos, sus camisetas rayadas y sus blancos pantalones que se embarcan o desembarcan, según surja, en un mar de aventuras a través de sketches bañados de ese humor hilarante, onomatopéyico y clown que les caracteriza y que hacen que no puedas parar de reír en toda la representación. Las actuaciones, tanto en conjunto como por libre, son realmente fabulosas. Hacen que las escenas, más o menos cotidianas, tengan ese punto de humor bribón, casi surrealista, un poco canalla y guasón. No hay ni un solo segundo de tregua con ellos. A ratos hablan con sonidos, a ratos en inglés, en playback, cacarean, todo un conjunto de mil formas de expresión que entiendes a la perfección — y los niños también —.
La escenografía tan simple como unos paneles de madera que, a veces hacen la función de mar, a veces de barco, a veces de malecón, y otras desaparecen para darle rienda suela a la imaginación. Los efectos luminosos y sonoros, sobre todo en algunas escenas, son fantásticos y sorprendentes.
Y como colofón tienes reservada una sorpresa pero no puedes olvidar coger calcetines a la entrada. ¡Lo más!

¿Dónde, cuándo? Ambos espectáculos se representan a las 20h en el Teatro Alfil. El Experimento lo puedes ver todos los miércoles hasta el 13 de agosto y ¡Splash! el jueves 24, viernes 25 y sábado 26 de julio, esperando que prorroguen.
Apunta: Vir Casanova





EL EXPERIMENTO
Cantactores : (Primital Bros) Santi Ibarretxe, Luis Miguel Baladrón, Íñigo García Sánchez y Pedro Herrero. 
Voz en off :  Ana Morgade 
Dirección: Dani Llull.


¡SPLASH!
Idea, Autor y Dirección: Yllana
Dirección artística: David Ottone
Actores: Guss Cortés, Cesar Maroto, Antonio de la Fuente/Rubén Hernández.
Espacio escénico: Yllana, Diego Domínguez.
Diseño de vestuario: Sol Curiel, José Pastor.
Sonido: Jorge Moreno.
Diseño Iluminación: Héctor Hugo Gutiérrez.
Estructura Escénica: Taylor & May.
Atrezzo: La Faena, Arte y Ficción, Marta, Konkret Estudio.
Realización de Vestuario: Sol Curiel, José Pastor, Dorinda Gómez Cancela.
Diseño Gráfico: Ángelus Imagen Digital.
Fotografías: Julio Moya.
Producción: Ramón Sáez.
Comunicación y prensa: Rosa Arroyo.

¿CADA OVEJA CON SU PAREJA?


«El que ve la mota en el ojo ajeno,
vea la viga en el suyo».

(San Mateo 7, 3-5; San Lucas 6, 41)

Doble programación de humor es lo que nos ofrece El sol de York en este, por fin, caluroso verano. Ahora es la ocasión para hablar de Un Balcón Con Vistas, obra de reposición que ya obtuvo un considerable éxito en su anterior andadura.
¿Qué nos ofrece la obra de la autora y directora Laura Molpeceres?
Una trama de comedia romántica de enredos interpretada por cuatro actores que la mueven con gracia en el escenario, con buen ritmo, simpatía y la energía necesaria para sacar risas y sonrisas del público. Eso es lo que se le pide a una comedia y eso es lo que hacen. Así que lo actores están elegidos con buen acierto para esta difícil tarea que es hacer reír, midiendo los gags, exagerando o conteniendo la actuación, modulando la voz y la expresión en una forma entre la verdad y la gracieta.
Descubrimos en el lio entre cuatro lo que es el ADN Marital, un termino acuñado por Diego (Rubén Martínez) , el que se presenta al anuncio para buscar piso aunque lo que realmente está haciendo es un estudio de campo sobre las relaciones de pareja: lo que las separa y las une.
Es irónico descubrir en el psicólogo de marras como «En casa del herrero cuchillo de palo». De agradecer en la historia el guiño mordaz a los estudios científicos de pseudopsicología que hacen el enredo más divertido.
Luego están los otros personajes: Cris, la histérica del mundo y de la limpieza (Esther Rivas); Luna, la que se desmaya para poder desconectarse de la realidad que no le gusta (Cristina Soria) , Abel, el que vive sin más pretensión y alucina con la idiotez elaborada del resto (David Tortosa o Rikar Gil, según ocasiones).
Un texto en el que la autora crea los equívocos de manera rítmica, lo cual configura con precisión el dinamismo de la comedia. Los personajes son una caricatura muy humanizada de la versión de si mismos por lo que se mezcla cierta identificación con la exageración y el espectador puede pensar: yo no soy así, pero sí que conozco a alguien….
La habitación a alquilar tiene un balcón; desde él se ve muy bien lo que sucede fuera, en la vida de otros, pero no lo que sucede en el interior de la propia casa, al menos esto es lo que dice a modo de conclusión uno de los personajes cuando las parejas del principio ya no saben cual es la oveja que les corresponde.
Entre mentiras, amores y desamores, análisis psicológicos de pacotilla, celos, confusiones y otras argucias, pueden pasar un rato entretenido al uso de las comedias de siempre.

Apunta: Coral Igualador




El Sol de York, C/Arapiles, 16
Del 10 al 27 de julio, de jueves a domingo a las 22:30 horas.
Dirección y Texto: Laura Molpeceres
Reparto: David Tortosa, Cristina Soria, Esther Rivas, Rubén Martínez.
Escenografía y vestuario: Irene Herrarte y Alfonso Díez.
Diseño de Luces: Aitor Delgado. 

SIENTAN LA ATRACCIÓN DE LAGRADA

Foto promocional del espectáculo
De nuevo presenciamos otro estreno, y en esta ocasión asistimos al Teatro Lagrada a disfrutar de la premier de Atracción a cargo de la Cía. Producciones Tripolares.
En primer lugar me gustaría agradecer el trato recibido y la invitación a Miguel Torres, haciéndose extensivo a David Huertas quien también se encontraba allí.
Conversando con Miguel rápidamente se da uno cuenta que en Lagrada sólo prima una cosa, la calidad en su programación, asumiendo con ello un gran riesgo en lo comercial la mayor parte de las veces, y quien aquí les escribe aprovecha para enaltecer este trabajo bien hecho en unos momentos tan difíciles para todas las Artes como el que nos está tocando vivir y agradecer honestamente este esfuerzo que desde Teatro Lagrada se hace.
El polifacético y cada vez más habitual de la escena madrileña Gerard Clua dirige con muy buen criterio esta historia que de entrada se nos presenta como algo de lo más sencillo y sin muchas pretensiones, el forzado encuentro que se da entre los protagonistas Marisa y Fide,l por unas circunstancias que aquí no quiero adelantarles, y el devenir de los acontecimientos que se pueden producir en estos casos si el alcohol y otros factores se inmiscuyen, aunque no olviden que: nada o casi nada es lo que parece. Transitarán por una serie de estados de ánimo desde sonrisas que se transforman en risas, ternura, incluso cierto punto de pena, que súbitamente y gracias al brutal giro dramático del final, la pieza en su conjunto adquiere tintes que hacen difícil su catalogación, y de una dureza desgarradora en su cierre. ¡Para no perdérselo!
Tras intercambiar impresiones con el elenco al final de la representación, se nota que la creación de esta obra ha sido un proceso muy rico de investigación, abierto como ha de ser a cualquier mutación que pueda redundar en beneficio del montaje, y con un trabajo actoral y de dirección muy serio y encaminado a ofrecernos una gran dosis de verdad en su propuesta.
Con la dificultad de la primera función, el ritmo fue bueno, máxime con el escaso, pero afortunado público que éramos y, con respecto a los protagonistas, un destacable trabajo de la actriz Laura Alcocer y del actor Ricardo Várez de Castro para dar vida a tan antagónica pareja. El propio Ricardo Várez de Castro junto con Gerard Clua son los creadores del texto de esta interesante propuesta. Enhorabuena. Gracias por la energía y entrega a sabiendas de la dificultad que entraña. ya que insisto en el único «pero» de la tarde/noche para animarles a que no se repita, que fue la poca afluencia de público, entre crisis, día de diario y la feroz competencia de ese «mudial» que se empeñan, y por desgracia en muchos casos consiguen, en que ha de ser algo de primera atención. En fin.
Así que ya saben, olvídense de los calores del verano disfrutando de muy buen Teatro en una estupenda Sala como es el Teatro Lagrada, cómoda como pocas y perfectamente acondicionada, y seguro que sólo pensaran en las terrazas a posteriori, para digerir la buena porción de Arte Dramático, Danza o Exposiciones de las que aquí siempre pueden gozar.
¿Conocen a sus caseros o sus vecinos? ¿Seguro? ¿Incluso a las más alocadas mujeres? ¿Y los  que más timoratos parecen? Pues si piensan que sí, no lo crean, repito, nada es lo que parece. Sientan su Atracción y no se pierdan ese final de órdago digno de los mejores thrillers.

 

Apunta: Paco Mariezcurrena
 



Ficha Técnica
Cía:Producciones Tripolares
Texto: Ricardo Várez de Castro y Gerard Clua
Dirección: Gerard Clua
Actores: Ricardo Várez de Castro, Laura Alcocer
Duración: 50 minutos
Género: Tragicomedia, comedia negra.

 

... COMO ALMA QUE LLEVA EL DIABLO

Cartel de la obra
El pasado martes salimos a correr acompañados de los chicos de La Maratón de Nueva York por los pasillos de la Casa de la Portera.
La obra con autoría del dramaturgo italiano Edoardo Erba, nos presenta a dos amigos-hermanos que se han propuesto salir a correr todos los días para prepararse para la gran maratón de NY. Durante el estático recorrido, nos van ofreciendo dos niveles de discurso: el que vemos y el que interpretamos una vez acabada la función.
En el primero vemos, sentimos y sufrimos (con ellos) a dos amigos que corren, corren, corren sin llegar a ningún sitio y mientras corren, corren, corren, nos van ofreciendo pequeñas pinceladas sobre sus vidas. Así descubrimos que son amigos desde hace tiempo, que han compartido experiencias y algo más a lo largo de su vida, que uno es apoyo para el otro y viceversa, que mientras hablan van sacando a la luz la realidad trágica que sufre uno de ellos.
La obra nos habla de las polaridades, de las dos caras de una misma moneda. Un camino, un viaje, un acompañamiento que son, a la vez, el principio y el fin de algo; una vida que pasa por la cabeza a toda velocidad; unos segundos que parecen horas que sirven para poner al día los recuerdos, las tareas pendientes, lo que dejamos olvidado...
En el segundo nivel nos damos cuenta de que, en verdad, la carrera es una metáfora del esfuerzo que supone la vida. Una vida que hay que agarrar por los pelos porque siempre es proyecto, siempre está delante, siempre hay que correr, correr, correr para cogerla porque se escapa cuando menos lo esperas. Esta es la gran paradoja que presenta el texto, su cariz más trágico. Y es aquí donde yo me paro en seco para que los espectadores podáis seguir a los protagonistas en su camino y destino.

Esta propuesta escénica se nos presenta en un espacio vacío (si es que el salón principal de la Casa de la Portera, puede considerarse un espacio vacío), lo que quiero decir es que se nos ofrece sin revestimientos, una moqueta de cesped es toda la escenografía. Sí es cierto que se hace raro ver este espectáculo en el interior de una casa. Cuesta entrar en la historia hasta que no aceptas la convención de que el salón es un paisaje abierto. Una vez que entras en el juego, todo va rodado.
La dirección, sencilla, pero efectista, tiene las manos de Jorge Muñoz y la puesta en escena las piernas de Joaquín Mollá y Chechu Moltó. Es destacable, sin duda, el trabajo que realizan estos dos actores, un esfuerzo de cuerpo y también de mente. Durante casi una hora estos dos personajes ponen al límite su corazón y no solo por la carrera. Un esfuerzo físico y emocional por el que los personajes, a la vez que el público, van descubriendo la verdadera realidad a la que se enfrentan.

Igual que después de un esfuerzo físico llega el cansancio y más tarde la recompensa, con esta obra te pasará lo mismo: puede que no te guste cuando la veas, puede incluso parecerte que no ha pasado nada durante la función, pero lo mejor: la reflexión, el fruto del esfuerzo vendrá luego, por la noche o puede que, como me pasó a mí al día siguiente, la obra se apodere de tu cabeza y comience a vertebrarse de dentro a afuera y entonces dirás, como después de una carrera: ¡Ah, pues mereció la pena!

Así que no lo dudes, ponte el chandal, las zapatillas de running y acompaña a estos dos personajes en su carrera por la vida los martes y miércoles de julio a las 20h en La Casa de la Portera.


Apunta: Conchita Piña
@conchitapigna



FICHA ARTÍSTICA

Texto: Edoardo Erba
Dirección: Jorge Muñoz

Intérpretes: Joaquín Mollá y Chechu Moltó  

«LOVE ROOM» O COMO REINVENTAR EL AMOR A LOS 40

Cartel de la obra
Estoy cumpliendo los cuarenta, y eso lleva su tiempo
Harold Lloyd


Dos desconocidos se despiertan en la misma cama de la habitación de un hotel después de una ajetreada noche de conversaciones, alcohol, peleas sobre futbol con camareros y sexo, mucho sexo.
Este es el arranque de la comedia romántica Love Room interpretada por Guillermo Ortega y Lena Fernández los cuales dan vida a Miguel, un periodista deportivo, y a Marta, una ingeniera informática.
Dos personajes muy diferentes, simples, modernos por lo que es fácil identificarlos en la sociedad o identificarlos con alguna de nuestras experiencias.
Todo se desarrolla en la habitación de un hotel donde Marta y Miguel, los amantes casuales, continúan sus encuentros a lo largo del tiempo. Esta habitación es su propia trampa de pasión y búsqueda de la felicidad.
Si bien tiene la estructura de una comedia romántica deja un poso agridulce ya que lo que les sucede en escena a los protagonistas no siempre es agradable, por eso de la clandestinidad, por eso de que aunque estando en el mismo lugar no están en la misma posición, por eso de los desencuentros en los que no pueden bailar al mismo ritmo. Un lugar melodramático para esta historia de amabilidad amatoria. Un lenguaje sencillo y cotidiano asequible para cualquier publico de la edad que sea, pero muy recomendable a partir de los treinta y muchos.
Un sentido del humor que lleva a situaciones donde los sentimientos que cuenta son universales: El amor imposible, las relaciones de parejas, la rutina, la crisis de los cuarenta, la renuncia, el confort…
El autor y director Tirso Calero, crea una obra moderna, pero que bebe de las fuentes del humor de hace mucho, de las situaciones de comedias de los 70. De hecho él confiesa ser un gran admirador de Neil Simon, el gran guionista del Hollywood dorado.
Esta es su primera obra de teatro, porque su trayectoria es básicamente televisiva, siendo el jefe de guionistas de Amar es para siempre, creador de Bandolera y escritor de otros guiones de temática y genero muy variado para cine y televisión.
Guillermo Ortega ya ha trabajado en cine con Calero y lo elige porque la comedia le encaja perfectamente y así lo demuestra sobre el escenario en esos 90 minutos que duran los vaivenes emocionales y sexuales de esta pareja que no lo es.
Esta comedia veraniega, entretenida, sin grandes pretensiones argumentales, pero que te hace pasar un rato atento y ligero, puede verse en El sol de York. Una sala en el centro de Madrid, con precios muy apañados para compatibilizar el teatro con otros menesteres vacacionales.
Estos días la sala apuesta por las comedias clásicas, acompañando su programación a los días estivales a los que les sienta tan bien el humor, sin más.
No todo van a ser arduas reflexiones.


Apunta: Coral Igualador
                                           @coraligualador1



El Sol de York, C/Arapiles, 16
Del 10 al 27 de julio, de jueves a domingo a las 20:30 horas.
Dirección y Texto: Tirso Calero
Reparto: Guillermo Ortega y Lena Fernández.



PASIÓN LATINA

Cartel de la obra
La compañía El Dilema teatro nos trae esta refrescante comedia sexual sobre la búsqueda del amor y de nosotros mismos a ritmo de bachata, cumbia, merengue...,
Una historia de encuentros y desencuentros, amor y sexo a tres bandas donde el ritmo y la cultura latina toman el protagonismo hasta hacerte bailar en la butaca.
Uno no elige donde nace, pero todo lo demás… ¿Por qué no?

Entramos en la sala Azarte y nos reciben a ritmo de cadera latina Macarena, que comparte piso con Daniel. Entre sus normas de convivencia se encuentra una máxima: no subir a casa a presuntas conquistas. Pero, como todos sabemos las normas están para saltárselas, y la cosa se enreda cuando un tercero aparece en escena.
No podemos contaros más porque os estropearíamos la sorpresa de esta comedia refrescante y veraniega que hace subir la temperatura en la sala. Solo apuntar que sin duda es Macarena (Cristina Pineda) y su don para convertirse en una estupenda «danzante latina» con acento de telenovela la encargada de dar color y calor a este espectáculo. Los hombres —Alejandro Durán y Pelayo Rocal— acompañan y ponen su chispa de gracia al asunto, pero ella luce en texto y detrás de las coreografías de Álex Magallón. Unas danzas latimas que te dan ganas de saltar al escenario y dislocarte la cadera bailando con estos tres personajes.
El resultado: una comedia divertida, sin más pretensiones que hacerte pasar un buen rato y reivindicar esa «salsa para el cuerpo» tan necesaria a veces. La obra dirigida y escrita por Hugo Álvarez Gómez, cumple lo que promete: risas y más risas.
Y como broche final, una sorpresa que te arrancará la última carcajada.

Un plan diferente para una tarde de verano. Aún estás a tiempo de verlos el miércoles 9 y el viernes 11 de julio a las 19:00h. en la Sala Azarte.

Si estás aburrido y piensas que ya no hay nada que hacer aprende de la protagonista de esta comedia y «dale a tu cuerpo alegría, Macarena...». (Importante:Cantar este estribillo a ritmo de lambada).

             
                                                                                      Apunta: Luz de Paz




Ficha Técnica


Dirección y dramaturgia: Hugo Álvarez Gómez
Ayte. de dirección: Ángel Paisán
Intérpretes: Alejandro Durán, Cristina Pineda, Pelayo Rocal
Coreografías: Alex Magallón

DOS ELENCOS DE COMIC


Asistimos a Nave 73 a disfrutar de su variada cartelera, cubriendo en esta ocasión el estreno de Amores minúsculos, un montaje teatral basado en el homónimo cómic de Alfonso Casas. En primer lugar, quien aquí les escribe reconoce no haberlo leído, por lo tanto y hasta que lo haga, me ceñiré a comentar la propuesta teatral de dicho texto.
Con el exitoso y acertado texto original del cómic de Alfonso Casas, Iñaki Nieto realiza un estupendo trabajo en la adaptación y dirección para conseguir madurar una completa pieza teatral, participando además en la muy buena labor de producción del espectáculo junto con Diego Rebollo y Edu Díaz, «Los Zurdos»
Las representaciones son llevadas a cabo por dos repartos distintos «Deseo» y «Pasión» que se alternan cada día de función. El día que asistí actuó el reparto «Pasión», y me pareció muy bien equilibrado, conformado por jóvenes y buenas actores y actrices, de los que transmiten mucha ilusión en su trabajo y ofrecen un torrente de energía positiva sobre el escenario.
Una comedia romántica con seis personajes que se nos muestran cada uno tal cual son, miedos e inseguridades incluidos, así como sus deseos, y consiguen con su buen hacer que por encima de todo sintamos el gran halo de ternura que envuelve el montaje completo así como a nosotros mismos, una ternura en escena como hacía tiempo que no disfrutaba, y unos personajes peculiares como todos somos y con los que fácilmente nos podremos identificar cualquiera en alguna etapa de nuestra vida.
En cuanto al ritmo de la función, algo de lo más difícil de conseguir en las primeras representaciones de cualquier género, he de decir que sólo en los primeros instantes me pareció algo bajo, nada de extrañar contando que era el estreno, pero que según transcurrió la función éste fue mejorando más y más y aprovecho para darles mi sincera enhorabuena por el alto nivel alcanzado
Disfrutarán de una obra de las de todo a la vista, con el elenco entero en escena esperando cada cual su intervención, y llena de convenciones asumibles.
Respecto a la escenografía, aunque de entrada puede parecer algo escasa (apenas unas sillas, sillones y un perchero móvil) es del todo válida y funcional para la propuesta de montaje que nos ofrecen. Esto, una correcta utilización del espacio escénico en el desarrollo y en las continuas transiciones que se dan, y una música muy acorde que acompaña la pieza, logran que el resultado final sea muy satisfactorio.
Para terminar un comentario más, me apetece recalcar algo que se me hace muy positivo, y es que esta comunión especial entre dos artes como el dramático y el del cómic se está dando cada vez con mayor asiduidad en nuestra cartelera ya que en menos de un año es la tercera obra basada en cómic o en su universo de la que he podido disfrutar en nuestra ciudad. Esto es algo que me alegra y espero que vaya a más.
¿Cómo que “x” amor es minúsculo? ¿Comparado con qué? ¿Quién se atrevería a medir el tamaño del amor? ¿Cuán grande o pequeño es el que cada uno de nosotros hemos llegado a sentir por otra persona? Si se hacen o se han hecho preguntas de este tipo, de difícil o imposible respuesta, no dejen de ver esta obra, ya que aunque no se las vayan a responder, les aseguro que saldrán del todo satisfechos, sonrientes y muy positivos de Nave 73

Apunta: Paco Mariezcurrena

FICHA ARTÍSTICA
PRODUCCIÓN: Los Zurdos (Edu Díaz, Iñaki Nieto, Diego Rebollo)
CÓMIC ORIGINAL: Alfonso Casas (Edicions De Ponent)
DIRECCIÓN Y ADAPTACIÓN: Iñaki Nieto
REPARTO «PASIÓN»: Celia Arias, Álvaro Cea, Miriam Juanes, Javier Martínez, Álvaro Puertas, Ramón San Román
REPARTO «DESEO»: Elena Alférez, José Asunción, Guillermo Barrientos, Pablo Castañón, Héctor González, Mariona Tena


EN OTRO MUNDO QUÉ HUBIERA PASADO

Cartel de la obra


"Los límites del lenguaje son los límites del mundo".

Tractatus logico-philosophicus
L. Wittgensteisn


Ya conocemos a Fran Calvo e Inma Cuevas, los venimos siguiendo desde hace tiempo, porque nos caen muy bien y porque eligen fenomenal los proyectos teatrales en los que participan. En este caso los hemos visto juntos en la Kubik Fabrik saltarse las leyes de la física clásica en Constelaciones, un drama determinista dirigido por Fernando Soto, y nos han hecho disfrutar de un espectáculo que no es de este mundo.

Nick Payne, el autor de la obra, indaga sobre las posibilidades vitales de dos personas que se encuentran por casualidad en una fiesta, a partir de ahí una sucesión de tiempos paralelos nos muestran qué hubiera pasado en sus vidas si se hubiesen dado otras circunstancias. Pero en verdad, el mensaje que nos llega está muy alejado del libre albedrío del universo. No vamos a detallar el final, por no romper sorpresas, solo apuntar que ante la teoría cuántica de los mundos posibles se posiciona otra, la contraria, la del determinismo físico de la materia.

Apoyando esta idea, Fernando Soto dirige esta propuesta de la mejor manera posible, una sugerente dirección escénica apoyada solo por unos cuantos elementos de atrezo y los zapatos, marcando metafóricamente en cada momento los pasos que deciden las vidas de estos dos protagonistas. Una dirección impecable, que plasma de forma mágica y sencilla la metafísica de la obra. Elementos destacables: el ring, del que no salen los amantes  ―otro símbolo como el de los zapatos―,  el diseño de luces que marca los distintos momentos temporales en los que viven los protagonistas y para finalizar, el plato fuerte, los actores. ¡Qué decir de ellos! Solo que han sabido jugar al máximo un texto dificilísimo que gira al final al drama menos insospechado, que nos hacen empatizar con los protagonistas y que vivimos cada momento de sus vidas como si fuera nuestra propia vida, que es un placer escucharles, reír y sufrir con ellos, que han sabido poner en escena una de las cuestiones filosóficas más candetes de los dos últimos siglos y que encima lo hacen transformando el debate cuántico en obra de arte, que están excelentes y que agradezco (quitando el drama), de forma personal, ese guiño a la decodificación del lenguaje, ese diálogo en lengua de signos ―otro símbolo, la obra está plagada de pequeños detalles que la hacen redonda― que demuestra que hay tantos lenguajes como mundo posibles, y todos ellos válidos para la comunicación de los afectos, los sentimientos y las sensaciones, sin duda, las expresiones del alma humana más inefables.

¡Qué más decir!, poco más, lo único invitar a los espectadores a que disfruten de esta joya teatral en la Kubik y que lo hagan ya porque, por lo menos en este mundo que nosotros habitamos, esto se acaba. Solo quedan dos funciones después de que han prorrogado en junio. Dos funciones el viernes 20 y el sábado 21. No lo olvidéis.

Cuando acabó la función, nosotros no pudimos movernos de nuestros asientos durante un par de minutos. Si pudiera llevarse a cabo esa propuesta ética nietzscheana del eterno retorno de lo bueno idéntico, sin duda Constelaciones (interpretada y dirigida por este equipo) volvería eternamente. Y si yo pudiera elegir qué ser en otro mundo posible me pediría, sin pensarlo, ser alguno de ellos.

 
Apunta: Conchita Piña
 
 
 
 
Ficha Técnica

Texto: Nick Payne

Actores: Fran Calvo e Inma Cuevas

Dirección: Fernando  Soto

Kendosan Producciones

 

EVA, LA MANZANA Y UN MUNDO


Foto promocional
Regresamos al Teatro Alfil de Madrid para adentrarnos en Cuentos surrealistas para mujeres reales de Antonio Zancada. Él mismo cuenta en la web de la obra cómo le propusieron un proyecto dedicado a la mujer para la celebración del 08 de marzo. Parece ser que no era lo suficiente convencional y retrógrado como querían en la institución y se pasó página. Pero Antonio Zancada siguió con el femenino proyecto y ahora el Teatro Alfil lo acoge en su sala todos los viernes hasta el próximo 11 de Julio.

Dos superdiosas olímpicas crean a Eva —paradójica mezcolanza religiosa de la creación— para gusto y disfrute. Una mujer hecha y derecha, con todos sus atributos: inocencia, sensibilidad, ilusión, superación… Y a partir de ahí, Eva y todas las Evas universales nos trasladan a diferentes historias de vidas reales pero con toques surrealistas. Son historias amenas, divertidas, algunas comprometidas y de lo más variado. Son Evas actuales, jóvenes, ancianas, madres, amantes, extraterrestres, pero sobre todo, Evas pecadoras, aprendices, emprendedoras, soñadoras y reales. Esa Eva que toda mujer lleva dentro —aunque los guisantes nos gusten más para la creación—.

La composición de la obra es dinámica, aunque de primeras parecía asomarse la sombra del aburrido lugar común, pudimos alegrarnos de que se disipara conforme transcurría. Es original en sus diálogos      —algunos, a mi parecer, muy interesantes, instructivos y divertidos—. Las actrices, realmente entregadas en sus papeles, son directas y tremendamente persuasivas. Además, hay canciones, sí. Canciones a ritmo de música creada por Juan Manuel Latorre —miembro del grupo Vetusta Morla— ¡¡y eso se nota!!

La dirección de escena, el vestuario, las luces y los efectos sonoros están bastante cuidados y acertados.

No tienes excusas. Puedes ver Cuentos surrealistas para mujeres reales los viernes a las 22:30h.

Viernes, noche, ver teatro, tomar algo, ¿qué más puedes pedir? Teatro Alfil te lo pone en bandeja.

 Apunta: Vir Casanovas 
 
 
 
 FICHA TÉCNICA

Texto & Dirección:  Antonio Zancada

Reparto: Gala García-Cuerva, Nani Rodríguez, Gema Zancada

Música: Juan Manuel Latorre (Miembro de Vetusta Morla)

Iluminación: Martín Egeido

Estilismo: Raquel Rodríguez

Espacio sonoro: José Bornás

Ayudante Producción: Arancha Fernández

Técnico en sala: David de Diego

Web:  www.cuentossurrealistas.com